ANTECEDENTES EN TAI-CHI-CHUEN
DEL MAESTRO PÁVANA, MARIO PUERTAS (MA-LI-CHÛNG)

El maestro Pávana cursó sus estudios teórico-prácticos de Tai-Chi-Chuen en Taipei, República de China en 1980 con el maestro Kan-Shiao-Zo quién a su vez fue discípulo de un gran maestro chino de Tai-Chi-Chuen que además era poeta, pintor y calígrafo, el venerado Cheng-Man-Ch’ing.
A medida que el (en aquel entonces) estudiante Pávana estudiaba junto a su maestro comprendía lo difícil que era este arte maravilloso.
Pese a lo esforzado del aprendizaje (4 horas por la mañana en el New Park) y 3 horas por la tarde y la noche (en el salón del maestro), cada vez le gustaba más moverse en el aire y desplazarse con relajación, flexibilidad y sutileza en pocos metros de superficie.
Terminados los intensos estudios y prácticas y de regreso al país, continuó deleitándose con esos movimientos tan suaves y armónicos.
Cuando efectuó comentarios sobre los beneficios obtenidos mucha gente, se interesó deseando practicarlo aquí en Santa Fe. Mas lo difícil que resulta enseñar 40 movimientos a izquierda y 40 movimientos a derecha y a cada uno de los discípulos corrigiendo ubicación de los pies, manos, centro de gravedad, etc. hizo que desistiera de transmitir lo aprendido.
Así, después de un tiempo preparó una forma de Tai-Chi-Chuen fácil y rápida de aprender apto para occidentales que tienen poco tiempo y poca paciencia, que además se adecuara para una enseñanza grupal y que cubriera una gama interesante de dolencias físicas que se eliminan con la práctica continuada.
Preparada esta forma fácil la puso a disposición de los interesados en practicarla, sean éstos enfermos o no.
Cursos: Continuando con la tradición, Shuchitá da un curso especial a los que desean enseñar a otros esta disciplina simplificada de Tai-Chi-Chuen. Este curso no se dicta todos los años y los interesados pueden enviar sus datos por correo electrónico a fin de recibir la información pertinente cuando se fije fecha para el mismo.

1